×
Richard Maloney | 23 de julio de 2022

Esto es lo que puedes esperar de tu primera sesión de coaching de vida.

En resumen

  • En primer lugar, las sesiones de coaching de vida son siempre una mezcla de emociones.
  • Puedes esperar sentirte visto y escuchado, lo que puede ser poco común para muchos de nosotros.
  • La clave es mantener una mente abierta y comunicarse con la mayor honestidad posible.

La mente de un ser humano es una herramienta increíblemente poderosa. Puede crear patrones de pensamiento que nos sirvan o nos asfixien. A veces, nos encontramos atrapados en un patrón de pensamiento negativo. Intentamos domar estos pensamientos con la lógica, pero este abordaje rara vez nos beneficia. La conciencia de que tu mente es igualmente capaz de reconstruir viejos hábitos y patrones te da la oportunidad de vivir una vida de equilibrio, resiliencia y alegría.

Un buen coach de vida te ayuda a hacer eso y mucho más. Mientras tú navegas por tus creencias y eres capaz de desarrollar mejores mecanismos para afrontar los patrones negativos, ellos se convierten en testigos objetivos y exploradores en ese viaje. Durante estas sesiones, puedes esperar crecer y cambiar de forma realmente positiva y saludable. Pero eso requiere que estés dispuesto a salir de tu zona de confort.

Conocer a los demás

Se te dará tiempo para que te sientas cómodo; luego, para ayudarte a sentir más preparado para lo que puedes esperar más adelante, tu coach de vida te explicará un poco sobre el proceso de coaching y cómo funciona.

Te sentirás visto y escuchado cuando tu coach de vida te haga preguntas sobre tus metas, tus sueños, así como sobre cualquier problema que pueda estar impidiendo que alcances esas  metas.

Espera un reto

La disposición a la autorreflexión es un aspecto importante del coaching y para el que no siempre estamos preparados.

Lo más probable es que un coach de vida te haga preguntas difíciles, pero lo hará de forma amable. Su objetivo es ayudarte a conocerte a fondo para que sepas quién eres y qué quieres realmente.

Espera que te apoyen

La primera sesión se trata sobre ti, tus deseos y necesidades. Se te harán muchas preguntas sobre tu situación actual y las metas que te gustaría alcanzar en el futuro.

Es importante que mantengas la mente abierta y estés dispuesto a compartir tus pensamientos con un desconocido.

Espera que te respeten

Lo mejor de interactuar con un coach de vida es que no serás juzgado ni evaluado por nada que compartas. Un buen coach de vida sabe respetar los límites, lo que significa que solo ofrecerá consejos si se los pides y no intentará imponerlos a quien no los quiera.

Espera recibir soluciones/herramientas que funcionen para ti

Pueden ser técnicas de regulación de la respiración, ejercicios de reflexión en un diario y cuestionarios que recibirás después de la sesión. Dicho esto, no esperes que un coach de vida resuelva todos tus problemas tras una sola sesión. El coaching de vida es un proceso y, como todos los procesos, lleva tiempo. Pero te ayuda a enfocarte en las cosas más importantes para ti y te permite hacer los cambios que quieres en tu vida.

Espera aprender sobre ti mismo y sobre los demás.

A veces ni siquiera estamos seguros de dónde vienen nuestros propios sentimientos y motivaciones. Por eso, tu viaje con un buen coach de vida puede ser una gran oportunidad para trabajar y aprender más sobre tus retos subyacentes. Tus respuestas a algunas de las preguntas formuladas podrían sorprenderte.

Una sesión de coaching de vida no es sólo una conversación, sino que está diseñada específicamente para ayudarte a explorar y descubrirte a ti mismo a un nivel más profundo para que puedas hacer cambios significativos en el futuro.

Palabras finales

Una sesión de coaching de vida te da una oportunidad de oro para un avance, una nueva forma de ver las cosas y un camino hacia adelante. El coaching consiste en explorar nuevas posibilidades y abordar cuestiones que son incómodas pero importantes. Te ayuda a descubrir lo que es realmente importante para ti y lo que hay que cambiar para que puedas alcanzar tus objetivos.

Si esto te parece abrumador, no te preocupes: tu coach de vida te ayudará en todo el proceso. Si aún no tienes uno, permítenos hacerlo por ti.